Noticias

fachada edificio

QBO ARQUITELIA, finaliza con éxito el Centro Comercial, Deportivo y de Ocio "Ferrer Sport Center"

Grupo Sapje, ha confiado en QBO ARQUITELIA el diseño, dirección de obra y project management de su nuevo centro deportivo, comercial y de ocio en Logroño.

Las nuevas instalaciones de 4.400 metros cuadrados, inauguradas el día 27 de Octubre de 2011, han supuesto una inversión de 5,5 millones de euros.

El edificio diseñado y proyectado por QBO ARQUITELIA, desde el estudio de detalle del sector, la redacción integral de proyectos de ingeniería y arquitectura, dirección de obra y project management, ha sido concebido como un espacio comercial y de ocio que enmarca en el mismo ámbito la sede corporativa de Grupo Sapje y sus empresas y divisiones

Dispone de 2.000 metros cuadrados de exposición de ropa y material deportivo, alojados en un gran volumen espacial proyectado en planta baja, junto a otros servicios como un taller técnico, restaurante con cafetería y chiquipark.

En planta primera se alojan las oficinas corporativas, el aula de conocimiento y el laboratorio Enerterra.

Se ha concebido una gran cubierta transitable de 1.300 m2 para la zona "Sport&Play" (Deporte y juego), con pista de pádel, canchas de baloncesto, un mini campo de fútbol de hierba artificial, frontón de pelota y mesas de ping-pong.

Sostenibilidad y Eficiencia energética

QBO ARQUITELIA ha creado un edificio ecoeficiente, siguiendo en su diseño criterios y parámetros de sostenibilidad y eficiencia energética.

Las secciones del edificio están proyectadas para que por su orientación y profundidad, faciliten la ventilación natural transversal, lo que minimiza el uso de aire acondicionado convencional.

Asimismo, el edificio está dotado de un sistema de iluminación inteligente, que reduce en un 60% las emisiones de CO2, y un ascensor de sistema ecológico de carga.

El edificio posee un sistema de climatización mediante energía geotérmica para la totalidad de las instalaciones y un sistema de producción de agua caliente sanitaria mediante la combinación de biomasa y energía solar, lo que supone un ahorro de energía eléctrica del 65% y una reducción de emisiones de CO2 del 70%